Si te acercas a tu centro Jardinarium verás que tenemos un montón de cactus y de plantas crasas. ¿Por qué? Porque nos gustan. Bueno, y también porque creemos que son una muy buena forma de rodearnos de naturaleza sin tener que preocuparnos de los cuidados que requieren otras plantas. Éstas son ideales para el verano: aguantan el calor como ninguna otra planta, pueden pasar largas temporadas sin que te acuerdes de regarlas o sin lluvias si están en el exterior, tienen pocas plagas que las ataquen... ¡Aprovéchate de ellas!