¿No crees que un amor tan vivo como el de una madre se merece una planta viva? ¡Elige la tuya!

El 2 de mayo es el Día de la Madre, y hay una muy buena forma de demostrarle que tu amor por ella sigue tan vivo como siempre: regalarle una planta de flor. Una planta que cada día le recordará cuánto la quieres mientras embellece su casa. Este año hemos preparado algunas variedades para que te luzcas.

Empezamos con las begonias, a las que ya sabes que les gusta la sombra, como buena planta tropical que es. Hay muchos tipos de begonia, pero nosotros hemos elegido algunos de colores variados para que encuentres el que más le gusta a tu madre.

También tenemos una variedad de hortensias que combina la intensidad de su color con tonos verdes, dándole un toque más sutil y natural.

Si tu madre dispone de espacio en el exterior, una buena opción pueden ser las trepadoras dipladenias. Sus espectaculares flores rosadas o rojas le darán un romántico toque. ¡Pero que no le dé demasiado sol!

Y, por último, también hemos escogido este año algunos hibiscos. Sus grandes y bellas flores nos robaron el corazón, como van a robar el de tu madre.